12 Abr
2021
Entendiendo Un Estilo de Alimentación Saludable
Entendiendo Un Estilo de Alimentación Saludable

Cada alimento que consumes es una combinación de macronutrientes y micronutrientes. Los macronutrientes son la parte de tu comida que te da energía. Y proporcionan la mayoría de las materias primas que tu cuerpo necesita para construir y mantener los tejidos.

 

Estos nutrientes esenciales son compuestos que el cuerpo no puede producir o no puede producir en cantidad suficiente. Estos nutrientes deben provenir de los alimentos y son vitales para la prevención de enfermedades, el crecimiento y la buena salud.

Si bien hay muchos nutrientes esenciales, se pueden dividir en dos categorías: macronutrientes y micronutrientes:

 

- Macronutrientes: Se consumen en grandes cantidades e incluyen los componentes principales de la alimentación: proteínas, carbohidratos y grasas, que proporcionan energía al cuerpo.

- Micronutrientes: El cuerpo necesita cantidades más pequeñas de micronutrientes en relación con los macronutrientes. Es por eso que están etiquetados como "micro", y son vitaminas y minerales (solo se requieren pequeñas cantidades).

 

 

Proteína:

La proteína proporciona los componentes básicos del cuerpo, y no solo para los músculos. Cada célula, desde los huesos hasta la piel y el cabello, contiene proteínas.

 

Un sorprendente 16 por ciento del peso corporal promedio de una persona proviene de las proteínas. La proteína se usa principalmente para el crecimiento, la salud y el mantenimiento del cuerpo.

Todas tus hormonas, anticuerpos y otras sustancias importantes están compuestas de proteínas. 

Las proteínas están formadas por diferentes aminoácidos. Si bien el cuerpo puede crear algunos aminoácidos por sí solo, hay muchos aminoácidos esenciales que solo pueden provenir de los alimentos. Necesitas una variedad de aminoácidos para que tu cuerpo funcione correctamente.

La buena noticia es que no es necesario consumir todos los aminoácidos a la vez. El cuerpo puede crear proteínas completas a partir de los alimentos que consumes durante el día.

 

La cantidad exacta de proteína que necesitas diariamente depende de una variedad de factores, incluido el nivel de actividad y edad.

 

Carbohidratos:

El único macronutriente no esencial. Y eso se debe a que nuestros cuerpos pueden producir glucosa a partir de grasas y proteínas, a través de la gluconeogénesis (porque algunas partes de nuestro cuerpo necesitan glucosa), por lo que en realidad no necesitamos consumir carbohidratos para que nuestro cuerpo obtenga glucosa.

 

El límite inferior de carbohidratos dietéticos compatibles con la vida es cero, siempre que se consuman cantidades adecuadas de proteínas y grasas.

 

Al incluir carbohidratos en nuestra alimentación, debemos asegurarnos que sean de origen orgánico y con un índice glucémico bajo, de esta forma creamos una baja respuesta insulínica y con ella, una mejor salud metabólica. Por lo tanto, antes de ir el pan blanco o la pasta, ten en cuenta que el tipo de carbohidrato que consumes es importante. Algunos carbohidratos son más saludables que otros. Opta por vegetales ricos en fibra y algunas frutas en lugar de granos refinados y productos con azúcar agregado.

 

Si estás tratando de equilibrar el azúcar en sangre, revertir la resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, mejorar los niveles de energía, perder peso o simplemente mejorar tu salud en general, recuerda que todos los carbohidratos que consumes, incluso los complejos, se convierten en glucosa.

 

 

Grasas:

Una alimentación saludable debe incluir una variedad de grasas saludables. La grasa apoya muchas de las funciones del cuerpo, como la absorción de vitaminas y minerales, la coagulación de la sangre, la formación de células y el movimiento muscular. Nuestros cuerpos necesitan grasas para absorber ciertos nutrientes liposolubles como las vitaminas A, D, E y K, junto con el betacaroteno.

 

Las grasas también contribuye a la saciedad, después de una comida. El cuerpo procesa las grasas, junto con las proteínas, más lentamente que los carbohidratos, y esto puede ayudarte a sentirse más lleno y mantener un peso saludable.

 

Sí, las grasas tienen muchas calorías, pero esas calorías son una fuente de energía importante para tu cuerpo.

 

Incluir grasas saludables en tu alimentación puede ayudarte a equilibrar el nivel de azúcar en la sangre, disminuir riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2 y mejorar la función cerebral. También tienen efecto antiinflamatorio y pueden reducir el riesgo de artritis, cáncer y enfermedad de Alzheimer.

Compartir con Facebook Compartir con Twitter Compartir con WhatsApp

Volver al Listado

Buscar

Posts Más Vistos

El Fin De Semana Tóxico
El Fin De Semana Tóxico

De Lunes a Viernes, trabajas duro en eso ...

Ayuno Intermitente Como Herramienta Para Bajar De Peso
Ayuno Intermitente Como Herramienta Para Bajar De Peso

La idea del ayuno intermitente es permit ...

Fin de semana: Diferente, No Menos Sano o Nutritivo.
Fin de semana: Diferente, No Menos Sano o Nutritivo.

Cuando hablamos del fin de semana, mucha ...